Under the influence, el nuevo documental de Keith Richards, parecería prometer enseñarnos a un hombre con una vida descarrilada, pero no. En este film dirigido por Morgan Neville podemos ver desde el principio un músico en su punto sensible. Su mirada tierna y su voz serena pronto comienzan a relatar el origen de su sonido, ese que ha influenciado a tantos otros músicos del mundo.

“Sé quien soy. Pero los demás creen que Keith Richards se la pasa fumando porros, botella en mano, maldiciendo porque la tienda de licor está cerrada”.

Under the influence  nos muestra a Keith y sus amigos de la música. El producto exclusivo de Netflix invita a otros como Tom Waits para que vayan contando, espontáneamente, por qué el guitarrista de los Rollings Stone es como es.

¡Tranquilos! Hay mucho más que solo la exploración de las influencias musicales y artísticas de Keith Richards. La cinta se da tiempo para repasar algunos de los memorables episodios de Richards con la banda. Aquí te enterarás por qué los Rolling fueron desalojados de la piscina de un hotel en Georgia y de cómo fueron confundidos con chicas en topless.

La cinta de 121 minutos se centra sobre todo en la música, en quién es Keith Richards después de haber aprendido blues y rock and roll  y luego de compartir con gente como Muddy Waters,  Chuck Berry y Mick Jagger.

rolling stone y muddy waters

Se nos enseña su gran colección de vinilos. Las imágenes de archivo que saltan en la pantalla nos retratan los 70’s. Vemos por qué Howlin Wolf, el gigante del blues, marca a los Rolling Stone, como Gram Parsons introduce a Richards a la música country y cómo eso marca los temas lentos de la banda.

Verás Chicago antes de que los artístas le dieran ese latido único, esa Chicago de mafiosos y luego irás a Nueva York. Te enterarás, con detalles, de dónde surge la composición de Sympathy for the Devil.

El documental de Keith Richards transcurre entre recuerdos dispersos a los que une la música. Ahí, Keith concluye que quiere seguir yendo más allá. ¡Nunca se conforma! Y es esa curiosidad constante la que lo semeja a un guitarrista inmortal.

Y después de esto ¿quieres ver Under the influence? ¡Cuéntanos en los comentarios!